El Mundo 29/04/2016

Los efectos del estallido de la burbuja inmobiliaria continúan muy presentes en España casi una década después a pesar de que el mercado de la vivienda ha iniciado una incipiente recuperación después de años de durísimo ajuste (2008-2014). La concesión de hipotecas, la compraventa de casas, la actividad promotora, los precios, etc. En ese tiempo, todas las variables que intervienen en la marcha del sector inmobiliario fueron cayendo cual fichas de dominó hasta impactar de lleno en uno de sus focos principales: las fábricas de ladrillos.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Once + cuatro =