Reproducimos a continuación la nota de la Confederación Nacional de la Constricción  acerca de la situación de los trabajadores autónomos en nuestro sector.

La Orden SND/307/2020, 30 de marzo, por la que se establecen los criterios interpretativos para la aplicación del Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, y el modelo de declaración responsable para facilitar los trayectos necesarios entre el lugar de residencia y de trabajo, señala dos cuestiones en referencia a los trabajadores autónomos:

1. El Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, solo afecta a los autónomos que prestan sus servicios en actividades suspendidas por la declaración del estado de alarma

2. El Real Decreto-ley 10/2020, de 29 de marzo, no resulta de aplicación a las personas trabajadoras por cuenta propia. Así en el apartado II de la exposición de motivos de esta orden se determina de forma expresa que :

“(…) En consecuencia, los trabajadores autónomos que desarrollan actividades que no se hayan visto suspendidas por las medidas de contención previstas en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, y el resto de las normas que lo desarrollan, pueden continuar prestando sus servicios normalmente.”

A febrero de 2020, el sector de la construcción cuenta con 384.005 trabajadores afiliados al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de acuerdo con las estadísticas de afiliación del MITRAMISS. Estos trabajadores de acuerdo con lo anterior y respetando la normativa de seguridad sanitaria y desplazamientos pueden continuar trabajando en aquellas obras que no hayan sido suspendidas temporalmente.

Asimismo debe de valorarse que los trabajadores por cuenta propia no se les puede aplicar la contraprestación económica ni la recuperación de horas del permiso retribuido recuperable y que el único ingreso, para muchos de ellos, en caso de no poder desarrollar su actividad, sería prestación extraordinaria por cese de actividad para los afectados por declaración del estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 prevista en el artículo 17 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19 que estable:

“(…) con carácter excepcional y vigencia limitada a un mes, a partir de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, o hasta el último día del mes en que finalice dicho estado de alarma, de prolongarse éste durante más de un mes, los trabajadores por cuenta propia o 2 autónomos, cuyas actividades queden suspendidas, en virtud de lo previsto en el mencionado Real Decreto, o, en otro caso, cuando su facturación en el mes anterior al que se solicita la prestación se vea reducida, al menos, en un 75 por ciento en relación con el promedio de facturación del semestre anterior, tendrán derecho a la prestación extraordinaria por cese de actividad que se regula en este artículo, siempre que cumplan los siguientes requisitos:

a) Estar afiliados y en alta, en la fecha de la declaración del estado de alarma, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos o, en su caso, en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.

b) En el supuesto de que su actividad no se vea directamente suspendida en virtud de lo previsto en el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, acreditar la reducción de su facturación en, al menos, un 75 por ciento, en relación con la efectuada en el semestre anterior.

c) Hallarse al corriente en el pago de las cuotas a la Seguridad Social. No obstante, si en la fecha de la suspensión de la actividad o de la reducción de la facturación no se cumpliera este requisito, el órgano gestor invitará al pago al trabajador autónomo para que en el plazo improrrogable de treinta días naturales ingrese las cuotas debidas. La regularización del descubierto producirá plenos efectos para la adquisición del derecho a la protección.”

Por lo tanto de acuerdo con lo expuesto los trabajadores autónomos en el sector de la construcción podrán seguir desarrollando su actividad con normalidad cumpliendo con la normativa vigente derivada dela declaración del estado de alarma.

No hay comentarios

Dejar respuesta

19 − uno =