Ser un Operador Económico Autorizado (OEA) es de vital importancia en el comercio internacional hoy en día: menor número y prioridad de controles físicos y documentales; despacho nacional centralizado y facilidades para acogerse a procedimientos aduaneros simplificados, son algunas de las ventajas para las empresa exportadoras que se dan de alta como tales. Y todas las empresas lo pueden solicitar en la sede electrónica de la Agencia Tributaria.

Con la entrada en vigor del Código Aduanero de la Unión (CAU) el pasado año, todos los estados miembros debemos convertirnos a la aduana electrónica y tenemos de plazo hasta 2020. Ser un OEA es una herramienta comercial que en un futuro inmediato será imprescindible para garantizar la cadena segura de suministro. De hecho, en Alemania y Holanda ya exigen a sus proveedores que sean OEA. En la actualidad en Europa hay unos 15 000 registrados, de los cuales la mitad se encuentran en Alemania. En España, sin embargo, la cifra ronda los 700.

Estas son algunas de las novedades que se abordaron el día 27 de junio en la jornada que FADE organizó junto con el Banco Sabadell, Aduanas de Avilés y Arola, bajo el título “El valor de las mercancías en el comercio exterior”.

No hay comentarios

Dejar respuesta