La semana pasada el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Oviedo hizo públicas las principales modificaciones que van a introducir en las Ordenanzas Fiscales del próximo ejercicio 2017, entre las que destaca, fundamentalmente, la modificación de la ordenanza reguladora del Impuesto sobre Bienes Inmuebles.
Resumidamente, la modificación consiste en una reducción del tipo de gravamen general de los inmuebles residenciales urbanos de 0,679% a 0,65%; destacando, como novedad, la aplicación de un tipo de gravamen diferenciado para los inmuebles urbanos de uso no residencial que no afecte a más de un 10% de los inmuebles del término municipal que, para cada uso, tenga mayor valor catastral.
El umbral de valor catastral a partir del cual ese inmueble podrá sufrir la subida del tipo de gravamen, siempre que el mismo esté entre ese 10% de inmuebles de mayor valor catastral es el siguiente:

– Oficinas: 1.000.000 €
– Industrial: 1.000.000 €
– Comercial: 1.000.000 €
– Almacén-estacionamiento: 1.000.000 €
– Ocio y hostelería: 2.600.000 €
– Deportivo: 7.600.000 €

No hay comentarios

Dejar respuesta

uno × 3 =