En los últimos años, la CNMC ha sancionado a varias empresas cuyas prácticas anticompetitivas han afectado a la contratación de servicios públicos. Lo hemos visto en el expediente de los pañales para adultos, que afectó a la Seguridad Social, el de la recogida de basuras (a varios ayuntamientos en sus concursos para la recogidas de residuos), en el de las construcciones modulares (utilizadas para colegios o instalaciones educativas), en los desvíos ferroviarios de ADIF (algunos tramos del trazado del AVE) o en el de mudanzas internacionales (contratación de estos servicios para los traslados de funcionarios).

Enlace al Díptico de la CNMC

No hay comentarios

Dejar respuesta

12 + diecinueve =